Publiboda

Buscador
Publiboda
Todo lo que buscas para Antes, Durante y Después de tu Boda en 20 Paises
1.432.379 proveedores    |    547 ofertas    |    54.980.690 visitantes
Amores compulsivos

Necesidad de afecto, vacio emocional y dependencia hacia personas, vacio existencial, ansiedad, rellenar vacios, problemas con la pareja, necesidad de "conquistar", necesidad de "trofeos", donjuanismo... todas estas son causas de la conducta compulsiva a la hora de relacionarse con otras personas.

La conducta compulsiva, sea en plan conquista de amores o en cualquier otro plan es una especie de "ansiolítico" que se buscan las personas que padecen de ansiedad enmascarada.

Puede estar también relacionado con la sensación de que a uno se le puede pasar la edad. Pasados los 55 uno puede empezar a tener cierta compulsión a la conquista.

También es producto de necesidad de reconocimiento.

Evaluación del poder de seducción 

En el caso de una persona con mucho poder, como el caso del presidente Clinton, tiene que ver con el abuso de poder. Satisfacción de ser un hombre poderoso al que le gusta que se le "sometan". Tal es el caso del jefe y la secretaria, relaciones en las que alguien exige y el otro se somete.

Compulsividad. Acto incontrolado de tender a repetir lo que uno hace. Tendencia que tiene una persona a buscar a mores de manera repetitiva, sistemática y sobre todo por el gusto por el cambio, novedad.

Las personas que buscan seducir compulsivamente a otras personas son personas que tienen un gran miedo a comprometerse. Un gran miedo a intimar de forma `profunda duradera y estable. Ese miedo, ese no querer comprometerse y asumir responsabilidades hacia otra persona hace que cambie continuamente de dirección. Afán a lo novedoso. Son personas que suelen rechazar la estabilidad y la rutina o estabilidad emocional profunda, duradera e intima van buscando y van de "de flor en flor".

Ansiolitíco para la persona que padece de obsesiones. Hay una gran ansiedad asociada. Distimia ansiosa, hiperactivación del sistema límbico y del sistema nervioso simpático que hace que la persona se encuentre en tal estado de tensión internan que busque. Un desfogue natural para este estado de ansiedad es la compulsividad. Es una formula para darle salida a la tensión. En este sentido es ansiolítico. Es ansiolítica la conducta pero solo para quien lo padece, porque generalmente se transmite toda esa ansiedad hacia digamos "la víctima", de manera que la persona seductora queda bien, pero la otra no. Actitud egoísta de querer calmar su ansiedad sin tener en cuenta en absoluto el estado de la otra persona.

Sindrome de Casanova o donjuanismo. Gran tendencia seductora

amor compusivoLa conducta compulsiva viene generalmente después de ideas obsesivas o recurrentes. En este caso hay una gran impulsividad más que una conducta pensante anterior a la compulsión. La compulsividad llega cuando la conducta pensante no puede ser solucionada y por el contrario produce más ansiedad.

Personas con mucho poder. "Poseer", hacer alarde del poder, rebajando a ás como objetos

Autoafirmación del poder. Mostrarse como figura superior.

Vacío afectivo: insatisfacción permanente de afecto. Se pueden tener expectativas muy positivas respecto al otro al principio pero al cabo del tiempo se da cuenta que toda esa ansiedad que le ha llevado a seducir a esa persona, no queda satisfecha. Por tanto tendera hacia otro lado.

Momentos de mayor promiscuidad en la vida sexual activa de una persona suelen darse por circunstancias exteriores y también cuando hay periodos de maduración hormonal o cambios hormonales.

Cuando una persona esta bajo los efectos de una compulsividad en la búsqueda de afecto, se puede producir una adicción a esta conducta, de conquista perpetua. Es muy gratificante seducir, pero hay que tener cuidado con estos seductores/seductoras porque simulan muy bien las emociones, pero no las sienten y puede producir sufrimiento en las personas q las que seducen.

En cualquier caso es una conducta adictiva. No hay enriquecimiento emocional mutuo, y se da solamente salida a la ansiedad por lo novedoso, por la conquista, por la seducción. Solamente se busca llenar un vacío afectivo muy profundo que produce mucha ansiedad.

Hay épocas en la vida en que nos puede pasar a todos que nos encontremos con un gran vacío afectivo y por tanto tendamos a actuar compulsivamente a la hora de seducir o buscar amores. Las circunstancias pueden ser infinitas, pero hay solución.

La solución que propongo es cualquier remedio que funcione para la ansiedad. Ejercicio físico es fundamental para descargar ansiedad, también relajación, la mejor manera de asumirnos sin necesidad de echarnos a la calle a seducir compulsivamente es estando relajados. Hay multitud de técnicas de relajación que funcionan, hacen bajar las constantes vitales tales como el pulso, numero de respiraciones por minuto y tensión arterial y que despiertan un estado de bienestar absoluto de uno consigo mismo. Más contacto con el aire libre, el campo la naturaleza. En caso en que uno se encuentre en un estado en que no se puede parar, lo mejor es acudir a un psicoterapeuta que le entrene en técnicas de relajación y le ayude a aceptar su estado sin necesidad de compulsividad.

También te puede interesar:

Comparte
Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: