Publiboda

Protocolo de una Boda Real

Ya sabemos muchas cosas sobre la Boda Real, pero pocos conocemos los entresijos del Protocolo para un acto de estas características. En este artículo te lo contamos todo, desde cómo se deben vestir los invitados a cómo estará puesta la mesa en el Banquete Nupcial que se servirá tras la ceremonia.

Entre el lugar de la ceremonia, La Almudena, y el lugar del banquete, el Palacio Real, se extenderá la tradicional alfombra roja.

En el cortejo, primero se situarán los miembros de la Familia Real más alejados de la sucesión hasta llegar a los Reyes y a los prometidos. El Príncipe Felipe, como es tradicional, dará el brazo a Doña Sofía. El Rey entrará acompañado de Paloma Rocasolano y, finalmente, Doña Letizia entrará junto a su padre, Jesús Ortiz. En este último punto se plantea un debate, porque nunca antes un Rey ha dejado de ser el padrino de boda de sus hijos.

El príncipe Felipe vestirá uniforme militar de gala. Más información del traje del Príncipe de Asturias

El vestido de la novia, como manda la tradición, será el secreto mejor guardado del enlace.

La vestimenta de las mujeres

Las pautas de vestimenta suelen venir indicadas en la invitación. Para una boda de día, como es el caso, las señoras deben ir de corto, evitando los escotes escandalosos y los cortos exagerados. Lo ideal es un largo por debajo de la rodilla o por encima del tobillo. Hay dos colores prohibidos: el blanco (por ser el color de la novia) y el negro que se considera que no se debe llavar en las bodas.

En las bodas de día se llevan mantillas o bien tocados y pamelas. Hay que tener cuidado con que el tocado o pamela elegidos no sean demasiado aparatosos, ya que no se quitan durante ningún momento de la boda (ni siquiera en el banquete) con lo que si es muy grande, molestará al comensal que se tenga al lado.

Los bolsos suelen ser pequeños y discretos, a juego con los zapatos. Al sentarse, nunca se deben dejar encima de la mesa si no a un lado de la silla.

No es una casualidad que las soberanas nunca coincidan en el color de sus trajes, se trata, más bien, de una labor entre secretarías. Allí se encargan de averiguar e informar, discretamente, por supuesto, sobre los tonos elegidos por cada Casa Real.

Es normal que en las bodas reales, la Casa de Su Majestad ponga a disposión de la realeza de otros países y de ilustres inviradas un servicio de Peluquería Y Maquillaje para las señoras. Según la revista Interviú, así se hizo en la boda de las dos Infantas. Cerca de 200 maquilladores y estilistas contratados por la Casa Real, fueron arreglando a las damas de la realeza por los distintos hoteles donde estaban alojadas.

Cómo deben vestir los hombres

La prenda adcuada para este tipo de ceremonias es el chaqué, compuesta por una chaqueta negra terminada en pico y un pantalón a rayas de color gris. La camisa debe ser blanca y la corbata suele ser gris de seda. Los chalecos es más adecuado que sean lisos. No es adecuado llevar un peñuelo a juego con la corbata o de colores llamativos. Si se usa pañuelo, lo indicado es blanco. En cuanto a los zapatos, deben ser negros y de cordones y los calcetines, negros.

El menú en las Bodas Reales lo suele servir un restaurador de reconocido prestigio de la ciudad donde se celebra la boda. En este caso es Jockey quien servirá el banquete en la boda de Don Felipe y Letizia Ortiz. El menú suele estar compuesto por dos entrantes (uno puede ser frío y otro caliente), un plato de pescado, otro de carne y el postre.

Es también frecuente en este tipo de bodas, que haya menús alternativos para personas de otras religiones (con otras costumbres alimenticias) y también para personas vegetarianas o diabéticas. En el menú de la Infanta Elena hubo, por ejemplo, un menú vegetariano, otro musulmán y otro kosher para personas de religión judía.

En los vinos, se elegirán blancos secos y tintos reservas o gran reservas de alguna de las DO españolas más prestigiosas. En los postres se puede servir algún vino dulce para acompañar y por supuesto el cava.

Las normas en la mesa

El protocolo en la mesa es importantísimo, desde cómo se coloca el cubierto o las copas o cuáles son las normas de educación que deben regir durante la comida.

Los manteles serán de hilo blanco; se utiliza cubertería de plata y la vajilla de Palacio con el Escudo Real. El plato llano es el que primero se coloca, luego se colocan bien alineados los cubiertos, los más cercanos al plato serán los que el comensal use antes, y los últimos los que se usarán para terminar; los cubiertos de postre se pondrán por encima del plato.

En cuanto a las copas, se colocarán 4, de izquierda a derecha; de agua, de vino tinto, de vino blanco y de cava. Los platos no son servidos de ninguna fuente o bandeja común, es decir, la comida se servirá directamente en los platos de cada comensal. Nunca se retira un plato sin haber puesto otro inmediatamente después; es decir, el comensal nunca se queda sin ningún plato en la mesa.

Para que los camareros que sirvan la mesa sepan si hemos acabado o no, ésto se suele indicar con los cubiertos: si se dejan a las seis de la tarde o a las cuatro y veinte (según las agujas del reloj) es que hemos acabado.

Comportamiento de los invitados

Lo normal es que los invitados se conozcan pero si no es así y se sientan juntos en el banquete; se deben presentar con nombres y apellidos. En un aconteciento de estas caracterísicas no es muy adecuado comer demasiado, por muy buena que resulte la comida. Tampoco se debe beber demasiado, para evitar caer en el ridículo o la exageración. En cuanto a la conversación en la mesa, se deben evitar temas polémicos como la política o el fútbol y hablar de cosas más banales. 

Fuente: Página oficial de la Casa de
Su Majestad el Rey

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: