Publiboda

El fin de los amantes

La Nación, Viernes 11 de Febrero de 2005

Un cuento con final feliz en el que la pareja de enamorados están juntos para siempre, se está viviendo en Inglaterra. En un comunicado real se anunció la boda del príncipe Carlos con Camilla Parker y aunque su relación era conocida, la noticia fue una sorpresa en todo el mundo. La historia de los amantes que logran permanecer unidos no es la primera en la monarquía británica que lleva años de relaciones prohibidas, unas más dichosas que otras.

Los británicos están sorprendidos. Ayer se enteraron mediante un comunicado emitido desde Clarence House- residencia oficial del príncipe Carlos- que el heredero de la corona británica se casará, luego de más de treinta años de relación, con Camilla Parker Bowles, su amante eterna.

"Es con gran placer que se anuncia la boda de Su Alteza Real el Príncipe de Gales con la señora Camilla Parker Bowles. La boda tendrá lugar el viernes 8 de abril de 2005 en el castillo de Windsor", dice el comunicado.

La ceremonia será civil y a ella asistirán familiares y amigos. Posteriormente, habrá un servicio de oraciones en la capilla de San Jorge, que será presidido por el arzobispo de Canterbury , Rowan Williams, el mismo que años atrás al ser consultado dijo que su "respuesta al posible matrimonio entre Carlos y la divorciada Parker-Bowles es negativa".

Hasta el momento la pareja ha recibido sólo buenos deseos. El Primer Ministro británico, Tony Blair, dijo estar "muy feliz" con la noticia, y en nombre de todo el gabinete les deseó "felicidades en su futuro juntos". El líder del Partido Conservador, Michael Howard, también expresó su bendición por el anuncio de la boda real.

El sentimiento de los hijos de Carlos, los príncipes Guillermo (22) y Enrique (20), no se ha conocido oficialmente y de acuerdo a lo indicado por funcionarios de palacio, ambos están "encantados" con el anuncio de la boda.

Aceptada por fin

Lo más impresionante es que la reina Isabel II- que tiene la facultad de prohibir por ley el enlace de sus familiares si no está de acuerdo- ofreció a la pareja "sus más sinceros deseos de felicidad". Cercanos a la corona están sorprendidos y les cuesta creer que la reina bendiga la unión.

La falta de protocolo de Camilla -se acercó sin presentaciones previas al príncipe Carlos luego de un partido de polo en 1970 y le comentó que una bisabuela de ella había sido la amante de un tatarabuelo de él- le costó la antipatía de la monarca.

El desagrado no sólo era propio de la reina, sino que además el pueblo, por ser la amante del príncipe mientras estaba casado con "la princesa de corazones", Diana de Gales, fallecida en un accidente en tránsito en París el 31 de agosto de 1997.

En junio de 2002, Camilla recibida por primera vez por la que ahora será su suegra. En esa oportunidad, la reina la invitó personalmente a sentarse en el palco real para presenciar el concierto con motivo del 50 aniversario de su reinado

Princesa consorte

La unión entre ambos sólo será civil, por cuanto la Iglesia Anglicana no permite a sus feligreses divorciados, cuyas ex parejas continúen con vida, casarse como ocurre con el ex esposo de Camilla.

Con menor razón se lo permitirían a Carlos, que de convertirse en rey, se transformaría automáticamente en el gobernador supremo de los anglicanos.

Así, aunque la unión no sea ante Dios, Carlos deberá conformarse, ya que es todo un logro que los anglicanos no se hayan opuesto de manera tajante.

Si bien, la novia podrá utilizar el título de "Su Alteza Real, Duquesa de Cornualles", en el mismo comunicado que anuncia la boda se señala claramente que en caso de acceder -Carlos- al trono, Camilla "deba utilizar el título de Princesa Consorte".

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: