Publiboda

Buscador
Publiboda
Boda del Principe Carlos y Camila

EN EL AYUNTAMIENTO.

Carlos de Inglaterra y Camila se convierten por fin en marido y mujer.

El príncipe Carlos de Inglaterra y el amor de su vida, Camilla Parker-Bowles, han contraído matrimonio esta tarde en el Ayuntamiento de Windsor, tras más de tres décadas de amor secreto.

El heredero británico, Carlos de Inglaterra, ha convertido por fin a Camila en su esposa y, por tanto, en duquesa de Cornualles. Lo ha hecho en una ceremonia civil que no ha llegado ni a los 20 minutos y a la que han asistido unos 30 invitados, entre los que no estaban los padres del novio. Los hermanos de Carlos, la princesa Ana y los príncipes Andrés y Eduardo, así como los familiares más cercanos de Camilla también han acudido al enlace.

La llegada más aplaudida por el público ha sido la de los hijos de Carlos, los príncipes Guillermo, de 22 años, y Enrique, de 20, ambos vestidos con elegantes chaqués al igual que el resto de los asistentes al enlace.

Dos horas antes del enlace, Camila ha abandonado Clarence House, en Londres, para dirigirse a Windsor. Su prometido durmió en Highgrove, su residencia campestre en el oeste de Inglaterra, junto a sus dos hijos, cumpliendo así la tradición de no dormir juntos la noche previa al enlace.

Los escasos 30 invitados que podían entrar en el Consistorio llegaron en autobús un cuarto de hora antes del comienzo de la boda. Pocos minutos después, lo hizo la pareja, en un antiguo Rolls-Royce que perteneció a la reina madre y que ha partido del castillo, donde ambos se han vestido para el enlace.

El secreto del traje de ella se ha desvelado con un vestido por debajo de la rodilla en blanco roto, un abrigo a juego, zapatos de tacón bajo y una pamela bastante vistosa en el mismo tono. Él, como sus dos hijos, luce un frac de color negro y gris, con chaleco en este mismo tono, sin ningún tipo de condecoración. La modista elegida para el traje de la novia ha sido Anna Valentine y los zapatos los ha diseñado Linda Bennett.

CASTILLO DE WINDSOR.

Tras el 'sí quiero' en el Ayuntamiento, los recién casados regresaron al castillo. Allí recibieron la bendición del arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, líder de la Iglesia Anglicana, cuya cabeza es Isabel II y en su día será su hijo, Carlos de Inglaterra. Precisamente, este puesto ha hecho que algunos miembros del clero hayan rechazado públicamente el enlace.

Frente a la reina Isabel II, el duque de Edimburgo y unos 700 invitados, entre ellos familiares, amigos y miembros del mundo político británico, la pareja recibió la bendición después de reconocer sus pecados, pedir perdón a Dios y jurarse fidelidad.

El primado de la Iglesia de Inglaterra rezó para que Carlos y Camilla sean fuertes en el amor, que Dios los defienda en todo momento y los guíe en el camino de la verdad y la paz.

Los novios han leido un pasaje del 'Libro de la Oración Común' de 1662, en signo de lealtad a la Iglesia Anglicana, que afirma: "Seriamente nos arrepentimos y, de todo corazón, pedimos perdón por nuestros pecados. Su recuerdo nos aflige, su carga es intolerable".

Camilla eligió para esta ocasión un vestido largo azul plateado en seda con bordados dorados, de estilo algo medieval, que acompañó con un tocado de plumas y un ramo de lilas.

La ceremonia, prácticamente nupcial, estuvo acompañada por música de cámara a cargo de la Orquesta Filarmónica y el Coro de la Capilla, integrado por más de 20 niños del colegio de San Jorge, situado en terrenos del castillo.

La contralto rusa Ekaterina Semenchuck cantó la versión del Credo de la liturgia ortodoxa rusa de Aleksandr Gretchaninov (1864-1956), mientras se escuchó la cantanta "Nun komm, der Heiden Heiland" de Johann Sebastian Bach (1685-1750).

Rowan Williams también bendijo los anillos de la pareja, fabricados con oro del País de Gales.

El primer ministro británico, Tony Blair, y el líder de la oposición, el conservador Michael Howard, fueron algunos de los invitados a la ceremonia, a la que también asistieron famosos como el cantante Phil Collins o el actor Rowan Atkinson, el popular 'Mr. Bean'.

La capilla de San Jorge, construida en 1475, estuvo más imponente que nunca por el vistoso colorido de pamelas y plumas de las invitadas. Adornada con flores de campo y banderas con escudos de armas, la capilla donde están enterrados 10 monarcas británicos, entre ellos el padre de Isabel II, el rey Jorge VI, fue testigo de un nuevo acontecimiento histórico en el Reino Unido.

TERMINO DE LA CEREMONIA.

Al término de la ceremonia, Carlos y Camilla salieron sonrientes ante una multitud que, con banderas británicas, les saludó al pie de las escalinatas de esta capilla medieval. Los asistentes pertenecen a distintas organizaciones benéficas para las que trabajan el príncipe de Gales y la ahora duquesa de Cornualles. Después de estos saludos, la pareja acudió a las salas de Estado del castillo para participar en la recepción que ofreció la soberana británica para todos los invitados.

Allí, los novios y sus invitados han disfrutado de las veinte tartas que ha preparado Etta Richardson, una abuela de Gales, por encargo del palacio de Buckingham.

Los británicos no han recibido con los brazos abiertos el que Camila se convierta definitivamente en la sustituta de Diana. Sin embargo, el portavoz del príncipe, Paddy Harverson, aseguró en una entrevista previa a la boda que los británicos tendrán más oportunidades de conocer y apreciar a Camila una vez se convierta en duquesa de Cornualles por su matrimonio con Carlos de Inglaterra.

El secretario del heredero de la Corona británica auguró que el apoyo hacia la futura esposa de Carlos crecerá "en los próximos meses y años, en cuanto la gente comience a conocer a la señora Parker Bowles y sus maravillosas cualidades; es una mujer con los pies en el suelo, cálida y amable". Según Haverson, no tiene previsto "lanzar una gran campaña de relaciones públicas" a favor de Camila, pues "no sería apropiado".

También te puede interesar:

Comparte
Tu comentario


Comentarios (1)

  1. srai:
    Sep 24, 2012 at 11:58 PM

    yo creo q la boda de principe carlos con la duquesa camila es por provechode la duquesa CAMIL.
    al principe carlos la queria de verdad era la mas bella generosa mujer la princesa DIANA de GALES .
    ademas corria rrrumores q la duquesa camila era mala con el principe CARLOS Y EL PRINCIPE ENRRIQUE hijos de la PRINCESA DIANA DE GALES






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: