Publiboda

Buscador
Publiboda
Todo lo que buscas para Antes, Durante y Después de tu Boda en 20 Paises
1.444.110 proveedores    |    571 ofertas    |    55.603.111 visitantes
Reconocimiento legal y matrimonio gay

bodas gay legalidadCanadá: Comité Parlamentario escucha al Rev. Brent Hawkes, de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, acerca del derecho constitucional a practicar una religión y cómo la prohibición del matrimonio civil gay viola este derecho.

Ottawa: Un comité parlamentario ha concluido que la prohibición por parte del gobierno para reconocer el matrimonio gay viola los derechos religiosos de aquellas iglesias que cuentan con ministros gay y lesbianas. Así, el Rev Brent Hawkes, de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana [MCC] de Toronto dijo que el derecho constitucional para practicar su religión es violentado por esta prohibición.

Hawkes fue el primer reverendo en Canadá en celebrar una ceremonia matrimonial, pues el 14 de enero de 1991, Kevin Bourassa y Joe Varnell, así como Elaine y Anne Vautour se casaron en esa iglesia de Toronto. Esto pudo tener lugar gracias al uso del antiguo, pero legal, rito cristiano de la Publicación de Anuncios EDICTOR las parejas pudieron evadir los requisitos para obtener una licencia de matrimonio civil.

Sin embargo, el gobierno de Ontario se negó a registrar tales matrimonios, aduciendo la legislación federal en el materia, toda vez que bajo la actual definición de matrimonio, éste es una responsabilidad federal, mientras que el registro y el reconocimiento es un asunto provincial.

Estas dos parejas, junto con otras siete, habían solicitado un matrimonio secular en Ontario, por lo que llevaron el asunto a las cortes. Un juez falló que la prohibición contra el matrimonio gay fue anticonstitucional y le concedió al un año para enmendar la legislación. Un caso similar en Quebec también sentenció que en contra del gobierno federal, por lo que éste se encuentra apelando ambas decisiones.

Hawkes dijo al comité parlamentario que estudia el matrimonio civil gay así como formas alternativas para reconocer a las familias gay, que "quebrantar la ley abarca más que a la ICM, pues al menos otra denominación religiosa cuenta con una doctrina oficial que apoya el reconocimiento de todos los matrimonios de parejas del mismo género, se trata de la Iglesia Unitaria Canadiense" Asimismo, señaló que otras denominaciones como los Quakers y los Judíos Reformistas permitirían que rabinos o congregaciones individuales ofrezcan los matrimonios a parejas del mismo género en ausencia de un impedimento legal.

Hawkes señaló la historia de Canadá, que no siempre permitió el matrimonio que no fuera dentro del rito cristiano. "¿Si nos enfrentáramos con la situación existente en 1950, solicitaríamos que los ateos y los agnósticos aceptaran "uniones civiles", porque el "matrimonio" sólo era para personas religiosas? De seguro que no. ¿Si nos encontráramos ante una situación similar a la de 1850, solicitaríamos que los judías aceptaran un "registro judío de parejas" pues el matrimonio era sólo para los cristianos? Por supuesto que no. Por la misma razón, no es aceptable que los gays y las lesbianas en general, y para esta iglesia en particular, que algún estatus separado pero desigual sea creado para poder continuar tratando a esta iglesia y a sus enseñanzas como de segunda clase"

Hawkes dijo al comité que cualquier otra cosa que no fuera el matrimonio seria inaceptable. En tanto que para aquellas creencias que no condonan los matrimonios gay, Hawkes declaró que "Creemos que la ley vigente protege al clero que rechaza casar a muchas personas aduciendo razones religiosas, tales como los sacerdotes católicos que rechazan casar a personas divorciadas y a protestantes. La ICM no busca obligar a nadie a casar a parejas del mismo género", concluyó el reverendo.
Debemos recordar que este comité parlamentario debe entregar sus conclusiones al gobierno en primavera.

Predicador en Nueva Inglaterra presiona a favor del derecho al matrimonio civil gay.

Nueva Inglaterra: En la iglesia a las afueras de Littleton Center, Nueva Inglaterra, el Rev. Fred Small, de la Primera Iglesia Unitaria [First Church Unitarian] anunció que no firmará ningún documento de Massachusetts donde se sancionar el matrimonio hasta que el estado conceda la licencia matrimonial a parejas del mismo género.

Se trata de una iglesia construida en 1841, y en la que Small se sentía inseguro de la respuesta de su congregación. "De forma plena celebraré matrimonios religiosos para las parejas heterosexuales y homosexuales. Pero no firmaré la licencia a menos y hasta que la Mancomunidad de Massachusetts [Commonwealth of Massachusetts] extienda a las parejas del mismo género los beneficios, la protección y las responsabilidades del matrimonio. Si las parejas heterosexuales desean legalizar sus lazos, les mostraré el camino hacia un juez de paz."
Siendo líder de la congregación Universalista Unitaria desde 1999, Small, quien fuera cantante de música folklórica, recibió con antelación un e-mail de un colega en Arkansas, quien dijo que no signará licencias matrimoniales por un año en protesta por la prohibición del estado a reconocer las bodas gay. Cabe apuntar que Small estuvo casado en 1996, y tiene numerosos amigos y familiares gay, incluyendo su suegra y un cuñado.

Cabe apuntar que Vermont es el único estado que reconoce las uniones de parejas del mismo género, pero 36 estados han aprobado legislación en sentido contrario. Además, numerosos grupos en Massachusetts trabajan para prohibir las uniones gay, incluyendo el grupo "Citizens for Marriage" [Ciudadanos en pro del Matrimonio]. Asimismo, el gobernador Mitt Romney ha expresado su oposicion al matrimonio civil gay y aseguró que no firmaría legislación alguna para legalizarlo.

Predicador en Massachusetts presiona a favor del derecho al matrimonio civil gay.

Northampton, Massachusetts: El Rev. F. Jay Deacon, ministro de la Sociedad Unitaria de Northampton [Unitarian Society of Northampton], en Boston, anuncia que realizará un boicot que consiste en que no firmará ninguna licencia matrimonial hasta que el estado retire la prohibición al matrimonio entre personas del mismo género.

En una alocución a miembros de su feligresía, Deacon aseguró que continuará presidiendo las ceremonias matrimoniales, pero no firmará ningún papel oficial (licencia). "No seré un agente del estado que retiene numerosos derechos y privilegios a parejas del mismo género y que los concede a las parejas heterosexuales. Con gusto celebraré ceremonias de matrimonio –pues se trata de un rito religioso. Sin embargo, la conciencia no me permitirá llevar a cabo la función del estado para firmar documentos legales", dijo el ministro.

Deacon, quien es gay y es el tercer ministro de la Iglesia Unitaria [Unitarian] en protestar ante la prohibición al matrimonio gay, dijo que espera que otros pastores sigan el ejemplo. Al final del sermón, la congregación entera aplaudió el anuncio. "Nunca he visto algo similar," dijo Deacon, "No debí haber esperado tanto tiempo como hasta ahora. Lo he evadido por muchos años", señaló el ministro, quien aseguró que la posición del estado que solicita la firma del clero para reconocer las licencias matrimoniales es "un matrimonio de lo más extraño e inapropiado entre la Iglesia y el Estado."

La decisión del ministro significará que las parejas que se casen en su iglesia deberán acudir al registro civil (Juez de Paz), para que firme sus licencias, a un costo adicional. Desde el año 1996, la Asamblea General de la Asociación Universalista Unitaria [Unitarian Universalist Association] votó de forma masiva para aprobar una resolución, que Deacon ayudó a escribir, donde se insta a la legalización plena del matrimonio entre personas del mismo género.

Finalmente, cabe apuntar que la semana pasada, miembros del clero de diversas comunidades religiosas, instaron al gobierno a legalizar el matrimonio gay.

Montana, EUA: Iniciativa de Ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo género.
Helena, Montana: Una audiencia donde se discutió una propuesta legislativa que busca legalizar el matrimonio entre personas del mismo género, atrajo la atención de mucha gente, logrando que incluso un legislador asegurara que la medida daría solidez histórica a la filosofía de Montana de "Viva y deja Vivir".

Tom Facey, Representante demócrata por Missoula, presentó la denominada Iniciativa de Ley 607, que retiraría toda referencia al uso de género en cuanto a los miembros de una pareja que desee contraer matrimonio civil. Quienes proponen esta iniciativa, se dirigieron ante el Comité de Administración del Estado en la Cámara de Representantes, donde subrayaron que esta ley enviaría un mensaje de progreso y equidad. En tanto, los opositores dijeron que la misma, amenazaría los valores familiares y violaría la santidad del matrimonio.

En tanto, Brad Newman, Representante demócrata por Butte, D-Butte, un co-presentador de la iniciativa, recordó al comité que "en Montanta, no somos borregos, somos pastores. Ningún estado en la unión ha tenido el coraje de reconocer los matrimonios entre personas del mismo género. Quienes proponemos la HB607 estamos pidiendo que se inicie un debate sobre el asunto y solicitamos a las personas que habitamos Montana ser los primeros, los líderes," dijo Newman. Cabe recordar que sólo Vermont reonoce las Uniones Civiles, pero no así el matrimonio; asimismo, en Montana una medida similar a la que se está proponiendo ahora no fue aprobada durante la sesión de 2001.

Estados Unidos: Iniciativa de Ley de Inmigración para Parejas Permanentes busca permitir que las parejas homosexuales bi-nacionales puedan recibir permiso de residencia a quien no es estadounidense.

Al menos 15 países permiten que las parejas gay de sus ciudadanos se conviertan en residentes permanentes.

Washington: Mientras que la ley de inmigración de Estados Unidos permite que uno de los miembros de una pareja casada de personas heterosexuales pueda solicitar la ciudadanía de su pareja, la legislación no permite que hombres gay ni mujeres lesbianas hagan lo mismo para sus parejas porque no existe reconocimiento legal a las parejas del mismo género.
Utilizando el Día de San Valentín como motivo, Jerrold Nadler (D-N.Y.), representante demócrata por Nueva York, reintrodujo la Ley de Inmigración a Parejas Permanentes ante el Congreso 108 de Estados Unidos, que ayudaría a que muchas parejas gay puedan permanecer unidas cuando se encuentran en situación de relaciones bi-nacionales.

Nadler presentó por primera vez esta pieza legislativa en el año 2000, y hace referencia a esta como "un simple asunto de sentido común y justicia. ¿Por qué permitimos que el gobierno separe a parejas comprometidas y que se quieren por la única razón de quién es la persona a la que aman? La respuesta es que no existe excusa para esta crueldad gratuita; mi iniciativa de ley corregiría esto."

La característica más prominente de esta legislación permitiría que aquellos ciudadanos estadounidenses -al igual que los residentes permanentes en el país-, que se encuentren en una relación permanente, puedan solicitar [sponsor] la inmigración de su pareja, tal como ocurre con el cónyuge legal en las parejas de diferente género.
En la actualidad, por la falta de un reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo género, la ley de inmigración separa a muchas parejas binacionales, cuando uno de los miembros entra a Estados Unidos.

De hecho, las políticas federales de inmigración pueden ser consideradas como un barómetro respecto a las actitudes de la población estadounidense respecto a gays y lesbianas. Los inmigrantes "homosexuales" fueron prohibidos durante mucho tiempo, primero porque se les calificaba de psicópatas, luego por ser "desviados sexuales". En parte, fue gracias al Congresista Barney Frank, quien es abiertamente gay, que la prohibición respecto a la inmigración terminó en 1990.

Aún así, incluso los proponentes de la ley aseguran que es muy difícil que una Cámara de Representantes controlada por miembros del Partido Republicano pueda rendir frutos. Con todo, activistas por los derechos civiles consideran que esta iniciativa representa un paso importante en términos de la discusión sobre los retos a que se enfrentan las parejas binacionales.
"Esta iniciativa prove una forma excelente de corregir la ley de inmigración de Estados Unidos, que hasta el momento treta a los miembros de una pareja que se quiere como extraños entre sí ante la ley. Esperamos con ansiedad un progreso superior en la sesión 108 [del Congreso] cuando sus miembros reconozcan la terrible injusticia de nuestro actual sistema," dijo Suzanne Goldberg, presidenta del consejo de directores del grupo Lesbian and Gay Immigration Rights Task Force.

Cabe apuntar que esta iniciativa aplica las mismas restricciones y estándares de aplicación requeridas a parejas de diferente género: "Mi iniciativa sólo exige que aquellas personas que se encuentren en relaciones de pareja permanentes y del mismo género reciben trato igual en relación con aquellas que pueden casarse de forma legal. Ni un ápice más." agregó Nadler.
Así, la Ley de Inmigración de Parejas Permanentes, agregaría la frase "o su pareja permanente" a aquellas secciones de la Ley de Inmigración y Naturalización que rige a parejas legalmente casadas. La iniciativa requiere que una pareja binacional provea de pruebas amplias de que pueden cubrir los requisitos de la definición de "pareja permanente."

Para los propósitos de la iniciativa, una "pareja permanente" es decrita como "un individuo de 18 años de edad o mayor que: se encuentra en una relación comprometida e íntima, con otro individuo de 18 años de edad o mayor en la que ambas partes pretenden mantener un compromiso de por vida; se encuentra en una situación de interdependencia financiera con otro individuo; no está casado o en una relación permanente con otro individuo diferente al de la relación especificada; que no es capaz de contraer matrimonio con el individuo interesado reconocido bajo; y que no se encuentre en relación de consanguinidad en primer, segundo o tercer grado en relación con el individuo interesado."

Las relaciones permanentes fraudulentas que se hagan con el propósito de obtener una visa son castigadas con hasta cinco años de prisión o una multa por $250,000 dólares.
Al momentos unos 15 países permiten que las parejas gay de sus ciudadanos se conviertan en residentes permanentes: Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Islandia, Israel, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica, Suecia y el Reino Unido.