Publiboda

Anulación de matrimonios gays

El Tribunal de Gran Instancia de Burdeos anuló hoy el matrimonio homosexual contraído por dos hombres el pasado día 5 en el Ayuntamiento de Bègles (suroeste), ante el alcalde y diputado ecologista Noel Mamère.

"No es una cuestión de sociedad, moral o filosófica, sino de Derecho", esgrimió la fiscal, Marie-Hélène de la Landelle, durante su último alegato. El Ministerio de Justicia galo presentó una petición de anulación ante la Fiscalía el mismo día del matrimonio.

El Gobierno, a su vez, puso en marcha un procedimiento de sanción contra Noel Mamère, que se saldó semanas después con la suspensión del diputado ecologista durante un mes de su cargo como primer regidor de Bègles. Noel Mamère, que ya ha podido volver a ocupar su cargo de alcalde de Bègles después de la sanción, avisó de que si se pronunciaba la nulidad del matrimonio presentarían recursos "ante el Tribunal de Apelación, después ante el Tribunal Supremo y luego ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos".

Argumentos para la nulidad: La Fiscalía insistió desde el primer momento en la nulidad del matrimonio que tuvo lugar en Bègles evocando dos argumentos: el primero, de fondo, que el Código Civil no autoriza estas uniones. El segundo, administrativo, que los novios no residen oficialmente en la comuna que engloba la localidad de Bègles, con lo que no tendrían derecho a haber pedido a su alcalde, el ecologista y diputado Noël Mamère, que les casara. Los abogados de la defensa alegaron que el Código Civil galo, que tiene 200 años de antigüedad, no especifica que los contrayentes del matrimonio deban ser de sexo diferente. Los dos contrayentes, Stéphane Chapin y Bertrand Charpentier, estuvieron presentes hoy ante el juez. Ambos, asistidos por sus abogados, anunciaron que, en caso de quedar anulado su matrimonio, recurrirían la decisión. Stéphan y Bertrand habían anunciado que viajarían de luna de miel a las Islas Mauricio en septiembre.