Publiboda

Conferencia episcopal y matrimonio gay

CREE QUE LA NORMA 'CORROMPE' LA INSTITUCIÓN

La Conferencia Episcopal exige a los católicos españoles una oposición 'clara e incisiva' al matrimonio gay

Califica la nueva definición de esta unión como 'una subversión de los principios del orden social' - Recuerda a los diputados de esta fe que no podrán votar a favor

MADRID.- La Conferencia Episcopal ha emitido una nota en la que amplía sus comentarios anteriores sobre el matrimonio homosexual. Para los obispos españoles, la norma que está a punto de aprobar el Parlamento, no es "una verdadera ley" y exige a los católicos que se opongan a ésta de forma "clara e incisiva".

Con el título 'Acerca de la objeción de conciencia ante una ley radicalmente injusta que corrompe la institución del matrimonio', los obispos califican la nueva definición de matrimonio, que incluye a parejas del mismo sexo, como "una auténtica subversión de los principios básicos del orden social".

Segun esta institución, "no es verdad que esta normativa amplíe ningún derecho" sino que corrompe "la institución del matrimonio" y constituye un "perjuicio" a "los niños entregados en adopción a esos falsos matrimonios".

En cuanto a sus fieles, la Conferencia Episcopal les exige que no se muestren "indecisos" ni "complacientes" con la nueva ley, sino que "han de oponerse a ella". ¿De qué forma?, "no podrán votar a favor de esta norma y, en la aplicación de una ley que no tiene fuerza de obligar moralmente a nadie, cada cual podrá reivindicar el derecho a la objeción de conciencia".

Respecto a este último punto, y en referencia a las directrices emitidas por el Vaticano, afirma que "el ordenamiento democrático deberá respetar este derecho fundamental de la libertad de conciencia y garantizar su ejercicio".
El proyecto de ley, que ya ha sido aprobado en una primera votación en el Congreso, está siendo tramitado actualmente por el Senado.

El texto de la Conferencia Episcopal fue aprobado el jueves durante la reunión de su Comité Ejecutivo. Durante la reunión, que había sido aplazada por la muerte de Juan Pablo II y por el proceso de elección de Benedicto XVI, se abordó la situación de las relaciones con el Gobierno, según la información facilitada por fuentes no oficiales.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT), presidida por Beatriz Gimeno, ha respondido que la regulación del matrimonio gay cuenta con el respaldo de la mayoría del Congreso y, por tanto, es "una verdadera ley". Además, opinan que los jueces y funcionarios, "por supuesto que tendrán que aplicar la ley", por lo que el llamamiento de la Conferencia Episcopal es "a la anarquía, lo cual sería gracioso si no fuera tan grave".