Publiboda

Buscador
Publiboda
Todo lo que buscas para Antes, Durante y Después de tu Boda en 20 Paises
1.440.712 proveedores    |    525 ofertas    |    55.340.317 visitantes
Mitos sobre el sexo

Hablando de sexo

sexoComo en nuestra sociedad hay mucha gente que teme hablar del sexo, lo más probable es que habrás oído muchas cosas malas en cuanto al sexo. A continuación te presentamos una serie de mitos, los cuales estamos ya cansados de oír. ¿Has oído algunos últimamente?

Mito:
Los homosexuales, las lesbianas y la gente bisexual no son normales. Son gente pervertida.
Realidad:
Hay millones de personas que son homosexuales, lesbianas o bisexuales. Tal vez no lo sepas, pero tienes amigas, amigos, familiares, maestras, maestros y vecinos que son gay.

Mito:
Los hombres necesitan tener relaciones sexuales más que las mujeres. A las mujeres que le gustan el sexo son inmorales.
Realidad:
¡No! Todos tenemos necesidades sexuales. Disfrutar del sexo es algo perfectamente normal.

Mito:
Las lesbianas no tienen que preocuparse de tomar precauciones y practicar el sexo seguro.
Realidad:
Las mujeres pueden transmitir enfermedades sexualmente y el VIH a otras mujeres con quien tengan relaciones sexuales, no importa si su compañera nunca se ha acostado con un hombre.

Mito:
Si estás enamorado(a) de tu compañero(a) sexual, o si le eres fiel, o si piensas que ninguno de los dos corre el riesgo de tener SIDA, no puedes contraer el SIDA.
Realidad:
Solamente el sexo seguro puede prevenir el SIDA. La monogamia, el matrimonio, los anticonceptivos y los llamados "valores familiares" no te protegerán.

Mito:
La masturbación te cegará, te hará peludo o estéril.
Realidad:
La masturbación es la manera más segura de disfrutar del placer sexual y, a veces, la más divertida.

Probablemente tú ya tengas una idea de cuáles son las cosas que te gustan hacer. Ahora, lo más importante es que se lo digas a tu compañera(o) y que ella o él te diga a ti lo que le gusta.

Escoge el mejor momento. Respira profundamente antes de empezar (ya que empezar es probablemente lo más difícil) y, simplemente, habla.

Tal vez al hablar te calientes, te sientas más cómoda(o) y puedas pasar un buen rato sin importar lo que hagas.

No importa lo que hayas hecho o decidido antes, tú siempre tienes el derecho a cambiar de opinión. Nadie puede obligarte a hacer algo que tú no quieras. Siempre tienes el derecho de decir que no y hacer que tu pareja te deje tranquila(o).

No importa lo que tú y tu pareja hayan acordado hacer sexualmente, pero siempre asegúrate de protegerte. Existen muchas cosas que puedes hacer sin la ayuda del látex. Pero para otras cosas necesitas condones, o plástico de envolver, o guantes, o tal vez todas esas cosas (Lee la sección titulada El Sexo Seguro en esta guía). No conviene que te imagines que tu pareja sabe tanto como tú acerca del sexo seguro. Por eso siempre es mejor que hablen claramente de sexo.

Un chico que conocemos tiene una regla personal en cuanto al sexo: Se asegura de hablar del asunto y de sacar el condón antes de bajarse los pantalones. Otra amiga nuestra inventa fantasías sexuales en los que se practica el sexo seguro y se las cuenta a sus parejas.

El asunto es, ¡habla de sexo! Comunícale a tu pareja lo que sabes, y también a tus amigas y amigos, inclusive a tus padres y a tus maestros, si es que puedes.

Es difícil ser distinto a tus amigos o tener que hacer decisiones distintas a las de tus amigos. Te sientes bajo mucha presión para que te acepte tu círculo de amigos. Pero, lo que tus amigos(as) elijan hacer podría no ser lo que tú quieres. Como sea que te consideres (lesbiana, heterosexual, bisexual o gay), algunas personas son algo más complicadas que esas categorías, haciéndolas así aún más interesantes.

¿Alguna vez alguien te ha dicho una de estas expresiones?

"Pero es que todo el mundo lo hace."

"Pero, ¿qué te pasa? ¿Eres lesbiana o qué?"

"Dices que no, pero la verdad es que sí quieres."

"El sexo es divertido solamente para los chicos, las chicas no tienen por qué disfrutarlo."

"Tú de verdad no eres gay, simplemente no has encontrado la chica ideal."

"¿Quieres decir que todavía eres virgen?"

"No puedes tener relaciones sexuales durante tu período. Es asqueroso."

"Las personas bisexuales están simplemente confundidas."

"Estaba yo borracho(a). Por eso no me importó."

"Si de verdad me quieres, lo harás."