Publiboda

¿Cómo actúa el VIH?

El sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad de larga evolución causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

¿Cómo actúa el VIH?

El VIH ataca a las defensas del organismo destruyéndolas progresivamente, de manera que la persona infectada puede sufrir infecciones graves y tumores.
Muchas personas infectadas por el VIH tienen aspecto saludable y se encuentran bien, especialmente en los primeros años después de haberse infectado. Al cabo de varios años, cuando las defensas del organismo están ya muy deterioradas, aparecen infecciones producidas por gérmenes, parásitos y virus, o algunas variedades de cáncer que en condiciones normales no se producirían.

El sida es la consecuencia a largo plazo del trabajo silencioso de destrucción de las defensas del organismo que durante años ha realizado el VIH.

¿Cómo se trasmite el VIH?

Sólo cuatro fluidos, la sangre, el semen, las secreciones vaginales y, en menor medida, la leche materna de las personas infectadas tienen una concentración suficiente de virus como para transmitirlo.

Además, para que se produzca la infección es necesario que el VIH entre en el organismo, y ésto únicamente se produce cuando estos fluidos entran en contacto con la sangre o mucosas (revestimiento del interior de la boca, vagina, pene y recto) de una persona.

La infección puede transmitirse por las siguientes prácticas:

  1. Relaciones sexuales con penetración (anal, vaginal u oral) sin preservativo. Cuando una persona presenta otras infecciones de transmisión sexual (como gonorrea, sífilis, herpes, etc.) el riesgo de infección por VIH aumenta. Cuantas más parejas sexuales se tengan, mayor es el riesgo de contagio por VIH u otras infecciones de transmisión sexual.
  2. Uso compartido de jeringas, agujas, otro material de inyección o cualquier instrumento cortante que haya estado en contacto con sangre infectada. Igualmente, el VIH se puede transmitir al compartir los instrumentos que se usan para los tatuajes, la acupuntura, el piercing, la perforación de orejas, etc.
  3. Por vía materno-infantil. Una madre infectada por el VIH puede transmitir el virus a su futuro hijo/a, durante el embarazo, parto o lactancia. La probabilidad de que se infecte se reduce de forma muy importante con un tratamiento adecuado.

El virus del sida no se transmite en ningún caso….

  • Por lágrimas, sudor, tos, estornudos, alimentos, ropa, cubiertos, muebles, teléfonos o por objetos de uso común en la vida escolar, laboral y social.
  • Por darse la mano, abrazarse o besarse.
  • Por compartir duchas, lavabos o W.C. en piscinas, instalaciones deportivas, lugares de trabajo, colegios y establecimientos públicos.
  • Por picaduras de animales domésticos, mosquitos o de otros insectos.
  • Por donar sangre.

En las actividades de la vida diaria no hay riesgo de transmisión del VIH

¿Qué hacer para evitar el contagio?

  • Conocer los mecanismos de transmisión y saber diferenciar las situaciones en las que el riesgo es muy elevado de aquellas en las cuales es remoto o inexistente.
  • Adoptar una actitud positiva y activa frente a las medidas de prevención.

¿Cómo evitar el contagio en las relaciones sexuales?

Usando correctamente un preservativo (masculino o femenino) cada vez que se tenga una relación sexual con penetración (vaginal, anal u oral) con personas infectadas o de las que desconoce si lo están.

Manteniendo relaciones sexuales sólo con una pareja que no esté infectada por el VIH y que a su vez sólo tenga relaciones sexuales con usted (fidelidad mutua).

Manteniendo únicamente relaciones sexuales sin penetración (caricias, juegos, masturbación mutua, etc.)

El preservativo es un método eficaz para evitar embarazos no deseados y prevenir la transmisión sexual del VIH y otros agentes infecciosos

¿Cómo evitar el contagio por vía sanguínea?

Abandonando el consumo de drogas o al menos la vía inyectada, sustituyéndola por la vía fumada, inhalada, esnifada o bien por metadona oral.
Si no se deja la vía inyectada, utilizando siempre material estéril y evitando el uso compartido de jeringuillas, agujas y de los útiles para preparar la dosis de droga (cucharas, tapones, filtros, etc.)

Si se inyecta drogas, utilice siempre material estéril para preparar y administrar la dosis

Utilizando siempre instrumentos para perforar la piel (agujas de acupuntura, tatuajes o el piercing) de un solo uso o estériles.

No compartiendo cuchillas de afeitar ni cepillos de dientes.

¿Cómo evitar el contagio por vía materno-infantil?

Acudiendo lo antes posible al médico si está embarazada o piensa tener un hijo para hacerse la prueba del VIH/sida. Hay tratamientos que, administrados tempranamente, disminuyen mucho el riesgo de transmisión del virus de madre a hijo/a. Una mujer infectada puede también optar por interrumpir legalmente su embarazo. Una madre infectada no puede dar el pecho a su bebé.

Si tiene dudas por los motivos que fuesen de si ha contraido la enfermedad y está embarazada o pensando en tener un hijo, hágase la prueba del sida. No pierde nada, y usted y su hijo pueden ganar mucho.

¿Qué es y cuándo debe realizarse la prueba del VIH/sida?

Conocer el resultado de la prueba del VIH/sida permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico, acceder a un tratamiento que mejora la calidad de vida y aumenta la supervivencia, y adoptar las medidas necesarias para no transmitir la infección a otros.
La prueba del VIH/sida es un sencillo y seguro análisis de sangre que detecta los anticuerpos que el organismo produce en respuesta a la invasión por el VIH. Ante la sospecha de haberse infectado, es conveniente realizarse la prueba del VIH/sida, aunque sólo transcurridos tres meses desde el posible contagio se puede estar seguro del resultado.

La prueba del VIH/sida es voluntaria y confidencial y, si se desea, anónima. Puede hacerse gratuitamente en los centros sanitarios de la red pública.
Si el resultado de esta prueba es negativo significa que la persona no está infectada pero debe aprender y decidir cómo protegerse contra el virus.
Si el resultado es positivo significa que está infectada por el VIH y debe tomar precauciones. Es conveniente acudir cuanto antes al médico.
Cualquier persona, hombre o mujer, puede estar infectada por el VIH si se ha expuesto a la infección a través del sexo o de la sangre.

Es recomendable que se haga la prueba del VIH/sida cuando se encuentre en alguna de las siguientes situaciones:

  • Las mujeres que están embarazadas o piensen tener un hijo.
  • Los hombres que han tenido relaciones heterosexuales sin preservativo con diversas parejas femeninas, con mujeres que ejercen la prostitución, con consumidoras de drogas o con mujeres infectadas por el VIH.
  • Los hombres que han tenido relaciones homosexuales sin preservativo con diversas parejas masculinas, con hombres que ejercen la prostitución, con consumidores de drogas o con hombres infectados por el VIH.
  • Las mujeres que han tenido relaciones heterosexuales sin preservativo con diversas parejas masculinas, con consumidores de drogas o con hombres infectados por el VIH.
  • Las personas que han padecido alguna infección transmitida por vía sexual.
  • Las parejas estables que quieren dejar de usar el preservativo en sus relaciones sexuales.
  • Las personas que han compartido el material de inyección (jeringuillas, agujas, cucharas, filtros…) para inyectarse drogas.

La prevención continúa siendo la forma mas eficaz