Publiboda

Buscador
Publiboda
Todo lo que buscas para Antes, Durante y Después de tu Boda en 20 Paises
1.438.581 proveedores    |    504 ofertas    |    55.205.504 visitantes
Judaísmo: Bodas judías - anillo, jupá, copa, talit

Desde los tiempos bíblicos, las bodas en cualquier religión, han significado un evento de alegría que se festeja con muchos acontecimientos. En el caso de la religión judía, estos son algunos de los rituales que rodean al matrimonio.

Para que se realice un matrimonio entre judíos, la primera regla es que ambos pertenezcan a esta religión. Esto dependerá de la forma en que la practiquen o de que su familia acepte o no el matrimonio con una persona de otra religión. En este caso, si uno de los dos no pertenece a la comunidad judía, debe convertirse a dicha religión.

LA COPA

Se acostumbra que el novio rompa una copa de vino para concluir la ceremonia. Dicha costumbre tiene su origen en el Talmud, y se hizo más difundida hace aproximadamente 800 años.

El sentido es recordar la destrucción de Jerusalén y del Templo, y recordar que aun existe mucha tristeza en este mundo. Por otra parte, en el gran casamiento de D-os e Israel, se rompieron las primeras tablas. La ruptura de la copa conmemora esta primera tragedia.

La gente se casa y se reproduce básicamente porque el hombre es mortal. Hay que reproducir la especia. Y ya que nuestra mortalidad es la razón primera del casamiento, la recordamos al final de la ceremonia, con la ruptura de la copa. El Midrash enseña que el hombre es como el vidrio: si el vidrio se rompe, se lo puede volver a fundir y a soplar. Incluso cuando un hombre muere, su vida no ha cesado. Creemos en la inmortalidad del alma.

torah

TALIT

La primer prenda que un varón judío debe ponerse por la mañana al levantarse es el talit katán, un manto flecado también conocido con el nombre de arba kanfot (literalmente cuatro extremos o puntas). 

El Creador a través de Su profeta Moisés, nos ha ordenado portar tzitzit (flecos), enlazados a las cuatro esquinas de un manto "para que puedas mirarlos y recordar todos Mis preceptos y cumplirlos" (Números 15:39). La palabra Tzitzit tiene un valor numérico de 600 (sumando el valor de cada una de sus letras en hebreo) que junto a los ocho hilos y a los cinco nudos de los flecos o tzitzit equivale a 613, los 613 preceptos. Los tzitzit infunden a su portador la determinación de observar las leyes divinas, controlando los impulsos y absteniéndose de caer en incitaciones y tentaciones no deseadas que llevarían a transgredirlas.

Se cuenta que en sus últimos días el Gaon de Vilna fue visitado por sus alumnos quienes lo vieron llorar con gran desconsuelo. Muy sorprendidos le dijeron: "!Rab, Ud se ocupó de la Torá día y noche con esfuerzo y dedicación! seguramente será recibido en el Gan Eden con especial honra y su lugar será junto a los ángeles. Por qué llora?. El Rab tomó su talit diciendo: "En este mundo, por pocas monedas puedo comprar un talit y cumplir con la mitzvá de Tzitzit, que equivale a todos los preceptos juntos. Cuando parta de este mundo ya no podré cumplir mitzvot y es por eso que estoy llorando..." Una anécdota por demás elocuente sobre el valor que tiene este precepto.

El Talit gadol o manto grande de oración de cuatro extremos es el que se usa diariamente en el servicio religioso. El hombre judío se cubre con él durante todo el servicio religioso matinal, en Shabat y en días hábiles, exceptuando el 9 de Av. No se utiliza en los servicios vespertinos, excepto en el 9 de Av por la tarde y en Yom Kipur por la noche. Es generalmente largo y amplio para que el judío pueda envolverse con él o cubrirse la cabeza, logrando así apartarse de los asuntos mundanos y concentrarse más en su plegaria. Siempre debe colocarse antes de los tefilín, cuidando de que el ribete superior quede hacia afuera. 

Se lo extiende, se lo toma con las dos manos y se pronuncia luego la siguiente bendición:

Baruj Atá Ado-nay Elo-he-nu Melej Haolam asher kideshanu vemitzvotav vetzivanu leit-atef betzitzit.
Bendito eres Tú, Señor, D"s nuestro, Rey del Universo, Que nos has santificado con Tus preceptos y nos has ordenado envolvernos en el talit. 

Se coloca luego el talit sobre los hombros a modo de capa. 

Si se debe acudir al lavatorio durante el servicio, se quitará el talit antes de entrar dejándolo afuera; no será necesario repetir la bendición al vestirlo nuevamente.

Para que un hombre cumpla con el matrimonio judío y exista la divinidad en la familia, debe amar a su esposa como a sí mismo, respetar su cuerpo y educar a sus hijos en el camino correcto. Al igual que en la boda católica, los novios tendrán que anotarse en la sinagoga de su elección y tener una entrevista con el Rabino que los casará.

EL ANILLO DE CASAMIENTO

En el casamiento judío, el anillo representa mucho más que un simple símbolo: es parte integrante de la ceremonia. Es la entrega del anillo, y no las bendiciones que pronuncia el rabino, lo que transforma a los novios en marido y mujer.

Un dato interesante es que para que el matrimonio sea legítimo, el anillo debe ser propiedad legal del novio.

El anillo es comparado con la Torá: Así como el anillo es infinito, también el lazo de la Torá entre D-os e Israel es infinito. Así, D-os dijo a los israelitas: "Y te desposaré conmigo por siempre"(Oseas 2:21). De la misma manera, cuando el novio le entrega el anillo a la novia, simboliza que, como el lazo entre D-os e Israel es eterno, también es eterno el lazo de amor entre marido y mujer. 

El anillo simboliza también la protección que el marido le da a su mujer. Así como el anillo rodea al dedo, el aura de protección del marido rodea a su mujer. Esto está íntimamente ligado con el aura espiritual que le llega a la mujer desde el marido, y que le da una conciencia de sí completamente nueva.

EL TALIT

Así como el anillo de casamiento simboliza el aura que el novio le entrega a la novia, el talit simboliza el aura que la novia le da al novio.

El talit simboliza la protección contra las tentaciones externas.

Al dar el mandamiento de los tzitzit, D-os dijo: "No desviaros de ellos siguiendo a vuestro corazón y a vuestros ojos, caminos usuales de vuestras idolatrías" (Números 15:39).

El talit también se utiliza luego diariamente.

También te puede interesar:

Comparte
Tu comentario

Comentarios (2)

  1. Juan:
    Oct 18, 2012 at 05:43 PM

    Sabes adonde hay una atencion increible? lo sigo por que es de verdad, cada vez que voy es un lujo. Me explican, me sirven, me enseñan. No te VENDEN! www.kehot.com.ar. Kehot es la esquina de aguero y cabrera.

  2. Luis Reyes:
    Jan 22, 2013 at 07:25 AM

    Me podrain ayudar, necesito conseguir un talit para boda. Agradecere mucho informacion de donde podria adquirirlo en El Salvador. Dios les Bendiga.






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: