Publiboda

Derechos y obligaciones de las partes en un alquiler. Conservación, obra, reparaciones

 ¿Qué debes saber si quieres hacer obras en tu vivienda de alquiler?

Conservación de la vivienda.

Las obras de conservación de la vivienda deberá realizarlas el arrendador, no teniendo por ello ningún derecho a elevar la renta. En este sentido, la ley establece la obligación para el arrendatario de soportar la realización de dichas obras, cuando éstas no puedan realizarse a la finalización del contrato, así como la obligación de comunicar de inmediato al propietario la necesidad de realizar dichas obras en la vivienda.

Por el contrario, si la ejecución de las obras supone para el arrendatario que se vea privado de parte de la vivienda y éstas duran más de veinte días, podrá reducirse la renta en proporción. En caso de que haya necesidad de realizar obras de forma urgente, el arrendatario podrá realizarlas comunicándoselo previamente al arrendador y exigir posteriormente que le sea abonado su importe.

Pequeñas reparaciones.

Las reparaciones que sean necesarias en la vivienda por el desgaste que ésta sufra debido al uso normal de la misma deberá realizarlas a su cargo el arrendatario.

obras-vivienda-alquiler

Obras en la vivienda.

El arrendatario no podrá realizar obras en la vivienda que modifiquen la configuración de la misma si no cuenta previamente con el consentimiento por escrito del arrendador. Asimismo, tampoco podrá realizar obras que supongan una disminución de la estabilidad o de la configuración de la misma.

Si el arrendatario realiza este tipo de obras sin permiso del arrendador, éste podrá resolver el contrato. Sin perjuicio de esta facultad, la ley le otorga el derecho igualmente de exigir, una vez finalice el arriendo, que se repongan las cosas a su estado anterior.

Cuando el arrendatario o algún miembro de la familia de éste sufre alguna minusvalía, podrá realizar en la vivienda las obras que sean necesarias para adecuarla a sus necesidades, siempre comunicando este hecho previamente al arrendador. Una vez finalizado, el arriendo deberá reponer la vivienda a su estado anterior, si así lo exige el propietario.

Derecho de adquisición preferente.

En caso de venta de la vivienda arrendada, el arrendatario tiene el derecho de adquisición preferente sobre ella a precios de mercado. El arrendador tiene obligación de comunicar al arrendatario su deseo de vender la vivienda con indicación del precio y demás condiciones de la transmisión.

En el plazo de treinta días desde esta comunicación el arrendatario podrá ejercer su derecho de tanteo sobre la misma, es decir, podrá solicitar que le sea vendida la vivienda en las mismas condiciones que le han sido notificadas.

Si se llegara a efectuar la venta de la vivienda sin comunicación previa al arrendatario, cuando en la comunicación se hubieren omitido los requisitos exigidos legalmente o bien cuando la venta se efectúe por precio inferior al comunicado, éste tendrá derecho a ejercitar su derecho de retracto sobre la finca en los treinta días naturales a la comunicación de venta.

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: