Publiboda

Kit esencial para bodas, bautizos y comuniones

¿Creías que las últimas lluvias torrenciales te iban a librar de ir a esa boda de un primo tercero que hacía años que no veías? Asúmelo, estamos en plena temporada de BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones y te va a tocar acudir a más de un evento, lo que implica: horas fuera de casa, maquillaje y vestuario que se salen de lo habitual, atracones de comida, gran ingesta de alcohol, bailes desenfrenados de danzas clásicas y mucho jolgorio. Te proponemos un kit de emergencia para que sobrevivas a estos fastos con mejor cara, mejores pies y hasta mejor fragancia . ¡Ánimo y al toro!

Antes de comenzar, observaréis que la mayor parte de estos consejos son para mujeres, pero es que somos nosotras las que más sufrimos en estas celebraciones por la medio obligatoriedad de lucir tacones, un maquillaje y peinados de peluquería y vestidos que no nos volveremos a poner jamás. De cualquier forma, también hay unos cuantos puntos unisex aptos para todos los públicos, de manera que todo el mundo encontrará pistas para preparar su neceser imprescindible para soportar eventos.

  1. Higiene: haga frío o haga calor, en las bodas se suda. Aunque llueva, truene o granice, en estos actos los invitados siempre terminan sudando la gota gorda, tanto que todo el vestuario hay que llevarlo al tinte tal cual. Sabemos que después de tu ducha diaria utilizas desodorante (aunque no todo el mundo lo hace), pero no estará de más que te refresques un poco en algún momento de la fiesta. Nivea tiene una edición mini de su desodorante que cabe en cualquier sitio, y es en spray. También son muy útiles los desodorantes en toallita para emergencias, como las que propone L’Occitane, con una agradable fragancia a limón. Es precisamente la subida de la temperatura ocasionada por la copiosa pitanza y por el consumo de alcohol la causante de los brillos en la cara de todos los invitados, que terminan de arruinar más de una foto. No pueden faltar en ningún kit unos papelillos absorbentes de grasa, sudor e impurezas que eliminan el brillo facial. Son muy útiles los de The Body Shop, ideales para pieles grasas, aunque también son muy recomendables los de Clinique , que además reducen el tamaño de los poros.

  2. Por último, recurre a una edición de bosillo de tu fragancia preferida para repasar durante el evento. Si es de Kenzo, estás de enhorabuena porque tiene unas versiones en miniatura de sus perfumes con vaporizador.

  3. El maquillaje, el primero en huir de las bodas

  4. Bien sea porque ahora para las fiestas te maquillas con más intensidad que nunca, o por esos calores de los que hablábamos antes, lo cierto es que el maquillaje es el primero en perder la compostura. Como más vale prevenir que curar, antes de salir de casa puedes aplicarte una dosis de Fix Make Up de Clarins, una bruma que fija el maquillaje y deja un acabado profesional. Digamos que es como una laca que fija el color y la base en tu rostro.

  5. Hay muchas soluciones de emergencia para retocar y recuperar el buen tono, como este Instantly Radiant de Darphin, que se aplica sobre las ojeras y acaba con los signos de fatiga al momento. También iluminará tu rostro este embellecedor de Bourjois, que se aplica sobre el maquillaje y aporta un velo luminoso hasta al rostro más cansado.

  6. Si lo que necesitas es retocar y volver a empezar, antes desmaquíllate la zona concreta con este lápiz borrador de maquillaje de Sephora, rápido y preciso. Benefit Cosmetics tiene soluciones para todo con su kit Justine Case, un cofre con todo lo necesario para refrescar el maquillaje: base, un producto para mejillas y labios, un gloss con mentol y una sombra de ojos. Viene con su propio espejito para que no necesites nada más. Los cofres de Pupa, también son muy útiles, ya que contienen todo en un mismo espacio y así no tienes que llevar un montón de productos distintos.

  7. Y no puede faltarte un pequeño espejo de viaje para que tu retoque no termine en tragedia.

  8. No desesperes si tus horas de peluquería están empezando a decaer; con un pequeño cepillo de viaje y unas dosis de laca en tamaño mini, puedes recomponer un poco tu peinado. De cualquier forma, piensa que llegada cierta hora ninguna invitada mantiene casi ninguno de sus aderezosen las mismas condiciones que los trajo.

  9. Pies, para qué os quiero. Ay, los sufridos pies… ¿Por qué nos empeñamos en estrenar zapatos especialmente incómodos para las fiestas más largas? Es una costumbre que se repite siempre. Aquellas que lleven tacones agradecerán ese invento llamado Party Feet que, si bien no es tan cómodo como ir con calzado plano, elimina mucho el dolor de la zona anterior a los dedos del pie. En compeed también tienen plantillas de este tipo, que hacen el tacón algo más llevadero.

  10. Ay, los sufridos pies… ¿Por qué nos empeñamos en estrenar zapatos especialmente incómodos para las fiestas más largas?

  11. Las ampollas son otro clásico de las bodas y fiestas. Realmente, con las clásicas tiritas solucionamos bien poco, porque se arrugan, se caen y es como no llevarlas. De nuevo es Compeed la que ha inventado unos innovadores sticks antiampollas que se adhieren a la piel y se caen varios días después, cuando te han curado la herida. ¡No intentes arrancártelos bajo ningún concepto!

  12. Y, cuando no puedas más, renuncia a esos zapatos y cálzate unas cómodas y suaves bailarinas de emergencia que llevabas en una bolsita. Piensa que, una vez que te has quitado un zapato de tacón que duele mucho, es materialmente imposible que te vuelva a caber en el pie, ya que éste se habrá hinchado o habrá desarrollado un misterioso mecanismo que repelerá el tacón.

  13. Estómagos a raya. Aperitivos, cóctel de mariscos, fiambres, sopa, pescado, sorbete, carne, tarta… Menuda acidez, ¿no? Déjate siempre en el bolso un par de comprimidos masticables de Almax, que te ayudarán a digerir todo ese menú. El alcohol variante y en abundancia que habrá regado la cena/comida también te la puede jugar en algún momento, así que no está de más llevar un Alka Seltzer de reserva por si la resaca llega antes de tiempo.

  14. Y no está de más hacer hueco a un pequeño kit dental, por si tienes tiempo de lavarte los dientes en algún momento. Como medida de emergencia, unas pastillas de mentol refrescarán tu aliento al instante después de tanta ingesta de todo.

Y ahora viene la gran duda: ¿dónde metemos tanto kit? Otro hecho que hay que asumir en las celebraciones es que los invitados siempre acaban acudiendo cargados con una bolsita. Hazte con un bonito neceser, que para eso estás de fiesta, y guárdalo en el ropero hasta que lo necesites. Porque lo necesitarás, ¡y mucho!

kit esencial bodas bautizos y comuniones

Vía: Soitu

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario:


Publicidad

Lo último

Comentarios

  • IRATXE MANUEL: Parece…
    1 semana, 2 días
  • Hola soy de Bilbao…
    1 semana, 3 días
  • Mi historia es distinta…
    1 semana, 4 días
  • Hola tengo 18 años,…
    1 semana, 4 días
  • MUY BUENO ME AYUDO…
    1 semana, 5 días