Publiboda

Fomento del alquiler. arrendamiento de vivienda protegida

Modificación del Real Decreto 1/2002, de 11 de enero

Para incentivar esta figura y teniendo en cuenta la gran cantidad de viviendas vacías existentes en el mercado se modifica el Real Decreto 1/2002, de 11 de enero, sobre Medidas de Financiación de Actuaciones protegidas en materia de Vivienda y Suelo del Plan 2002-2005, a través del 1721/2004, de 23 de julio y se crean nuevas líneas de actuaciones protegidas para fomentar el arrendamiento de viviendas.  

En el mismo se establece que podrán obtener las subvenciones al alquiler los inquilinos preferentemente jóvenes con edad no superior a los 35 años que formalicen un contrato de arrendamiento de vivienda, cuyos ingresos familiares calculados no excedan de 15.792 euros, y la renta anual a satisfacer por aquellos suponga, como mínimo, el 2% y, como máximo, el 9% del precio máximo legalmente establecidos. A estos efectos, la superficie máxima computable, para las viviendas, será de 90 metros cuadrados de superficie útil.  

Asimismo, los ingresos familiares anuales se referirán a los de todos los ocupantes de la vivienda, exista o no, entre ellos, relación de parentesco.  

También, será necesario que el solicitante de esta ayuda presente el contrato de arrendamiento al órgano competente en materia de vivienda de la comunidad autónoma para su visado a efectos del reconocimiento de la subvención que proceda. En todo caso, la cuantía máxima anual de la subvención no excederá del 40% de la renta anual a satisfacer, ni de un máximo absoluto de 2.880 euros, y podrá ser hecha

efectiva al inquilino, o al arrendador, directamente por el citado órgano competente, o a través de la agencia o sociedad pública que se encargue de la gestión del arrendamiento. En estos casos, el arrendador descontará previamente la cuantía de la ayuda de la renta total a abonar por el inquilino.

La duración máxima de esta subvención será de 24 meses, condicionada a que se mantengan las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento inicial del derecho a la ayuda. No podrán obtenerse nuevamente estas subvenciones hasta transcurridos, al menos, cinco años desde la percepción de subvenciones estatales a los inquilinos, sin incluir las posibles ayudas de carácter fiscal.

La Junta de Andalucía y el Gobierno central español han puesto en marcha los siguientes mecanismos para fomentar el arrendamiento de las viviendas tanto a los futuros inquilinos como a los propietarios de los inmuebles vacíos.  

La Comunidad Autónoma Andaluza, atendiendo a la política de fomento del alquiler establecido en el Plan Andaluz de Vivienda y Suelo, crea, a través de la Ley 33/2004, las Agencias de Fomento de Alquiler, y las regula mediante el Decreto 33/2005, de 15 de febrero, por el que se regulan las Agencias de Fomento del Alquiler.  

Son Agencias de Fomento del Alquiler aquellas personas físicas o jurídicas legalmente constituidas cuya actividad principal o complementaria sea la intermediación inmobiliaria, y acrediten una experiencia mínima de un año en el ejercicio de dicha actividad. Éstas deben reunir los requisitos que se establecen en el Decreto 33/2005 de 15 de febrero, entre los que destacan: disponer, durante toda la vigencia de la homologación, de personal técnico con la titulación, así como de los medios y recursos materiales necesarios para la realización de la actividad, de acuerdo con el ámbito territorial para el que se solicite la homologación; presentar un contrato de seguro que cubra los riesgos propios de la actividad; disponer de asesoramiento jurídico, para los clientes de la Agencia y no haber sido sancionada, en los dos años anteriores a la solicitud de la homologación, por infracción tipificada como grave o por incumplimiento de la normativa de protección y defensa de los consumidores y usuarios.  

Entre las obligaciones y funciones de las Agencias de Fomento del Alquiler respecto a los propietarios e inquilinos de viviendas se encuentran, entre otras, la de prestar asesoramiento y mediación profesional durante toda la duración del contrato, gestionar con los profesionales que correspondan la preparación y tramitación del desahucio en la vía jurisdiccional, cuando éste resulte procedente, incluir en los contratos de arrendamiento una cláusula de sometimiento a la Junta Arbitral de Consumo, informar sobre las condiciones de la viviendas a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería, llevar el libro de egistro de actuaciones, asesoramiento a los ciudadanos de las ofertas de alquiler existentes y sobre los programas de ayudas al alquiler y rehabilitación de las viviendas, tener hojas de reclamaciones así como unos carteles acreditativos de estar homologada por la Consejería de Obras Públicas y Transportes.  

Las Agencias de Fomento del Alquiler cobrarán por la intermediación una comisión equivalente al tres por ciento de la renta anual que abonando la mitad cada una de las partes, salvo pacto en contrario. No puede cobrarse por lo tanto una comisión superior, debiendo abonar, salvo pacto cada parte un 1,5% de la misma.   Cualquier persona con una vivienda vacía en propiedad puede acudir a solicitar los servicios de intermediación y asesoramiento de las Agencias. Asimismo, aquellas personas que alquilen a través de las Agencias de Fomento recibirán, junto a la copia del contrato, la información sobre las condiciones en las que se encuentra la vivienda.

 

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: