Publiboda

Luna de miel en Acapulco, Mexico

Acapulco es el destino turístico mexicano más conocido en el mundo y el favorito de un gran número de viajeros y, aun así, es único y diferente para cada uno de ellos, porque este maravilloso puerto es un mosaico sinfín de atractivos y sorpresas, lo mismo para el jetset que para el más modesto de los viajeros… ¡es un paraíso para todos!

Sus paisajes de ensueño, hermosas playas, clima privilegiado, exuberante vegetación y la calidez de su gente siguen siendo el plato fuerte para el turista, pero alrededor de este Acapulco tradicional hay un sinfín de atractivos y sitios de diversión que lo hacen un lugar fantástico para los turistas de todas las edades… ¡es un mar inmenso de diversiones por descubrir!

Tú lo sabes, tomar unas vacaciones en Acapulco es garantía del más grande disfrute y de un constante renacer a la vida, porque ¡todo Acá es para ti!

Cuando decimos que Acapulco es uno de los lugares más bellos del mundo no exageramos: sus fascinantes paisajes, su templado clima, tibias brisas, su exuberante vegetación, la tranquilidad de su mar, sus acantilados, hermosas playas, impactantes puestas de sol y sus dos hermosas bahías, así como sus lagunas vecinas: Coyuca y Tres Palos, lo convierten en un lugar único en el mundo.

Su litoral está bordado de arrecifes, un deleite para buzos, y ensenadas naturales, rodeadas de escarpados acantilados de gran belleza. En sus 6.7 km de playa, las arenas y los oleajes varían de un lugar a otro. Las playas de Caleta y Caletilla, protegidas naturalmente por la Isla de la Roqueta, poseen un oleaje tranquilo y una arena fina. Las playas de la Roqueta, Tamarindos, Hornos y Hornitos también son de arena fina y son el centro de operación de los pescadores, con sus famosas redes llamadas "chinchorros", un atractivo más para el turista. Las playas de la Condesa e Icacos, tienen un oleaje un poco más fuerte y arena más gruesa por el granito. La bahía de Puerto Marqués rodeada de cerros de exuberante vegetación cuenta con oleaje apacible. Rumbo al aeropuerto está la Playa del Revolcadero y, más allá, Barra Vieja de fuerte oleaje, por ser mar abierto. Pie de la Cuesta es famosa por sus increíbles puestas de sol, alto oleaje y deliciosa gastronomía.

En Acapulco y sus alrededores hay una flora excepcional y variada: árboles frutales, de made-ras tropicales, palmares, ceibas, manglares y árboles florales de colores incomparables.

La fauna también es variada; en la Laguna de Coyuca hay garzas blancas, patos y un gran número de aves. Ocasionalmente, en invierno y primavera, se pueden ver ballenas a lo lejos, viajando rumbo a las aguas boreales.

En las playas de Acapulco hay un sinfín de actividades: desde construir efímeros castillos de arena, hasta bucear, surfear, velear, esquiar, navegar en la banana, volar en parachute, pasear a gran velocidad en jet ski o, tranquilamente, acompañado de gaviotas, en un yate recorriendo las dos bahías. Y salir a mar abierto a practicar la pesca deportiva del pez vela y marlin.

El shotover jet surca a gran velocidad las aguas de la Laguna Negra de Puerto Marqués. La Quebrada es un espectáculo aparte, pues combina la plasticidad de sus intrépidos clavadistas, con la belleza de sus acantilados, la fuerza del mar y sus extraordinarias puestas de sol.

Hay múltiples lugares de esparcimiento y diversión: el Cici, donde se disfruta del show de los delfines, focas y guacamayas, toboganes, barco pirata y alberca de olas; Mágico Mundo Marino, con su acuario y otros atractivos; el parque recreativo Papagayo, con áreas ecológicas y juegos mecánicos.

Acapulco cuenta con cinco bellos campos de golf. Si prefieres, puedes jugar tenis o padel, un invento deportivo acapulqueño como el tenis, pero con paredes. El Jai Alai es otro espectáculo tradicional de Acapulco y las corridas de toros en temporada.

En cuanto a discos, Acapulco está a la altura de las más exclusivas ciudades del mundo. Acá la diversión nunca duerme; trabaja las 24 horas para complacerte.

Y qué decir de sus espectaculares hoteles de lujo, donde encuentras todo para unas vacaciones fantásticas sin salir siquiera del hotel. Del atractivo visual, no te platico, pero tú sabes que en ese renglón Acapulco se pinta solo.

La gastronomía en Acapulco es un desfile interminable de delicias regionales, como el pescado a la talla de Barra Vieja y Pie de la Cuesta, delicias del mar y el pozole al estilo Guerrero; así como platillos internacionales. En Acapulco hay restaurantes exclusivos y exóticos que constituyen, por sí mismos, un inmenso placer para tus sentidos.

Hay mucho más en Acapulco, pero eso te toca a ti descubrirlo, pues a fin de cuentas…

Sitio oficial Acapulco: http://www.visiteacapulco.com/

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: