Publiboda

Mormonismo: Como fortalecer su matrimonio

Fijar metas juntos

Establecer una meta compartida y trabajar para lograrla fortalece los lazos que nos mantienen juntos.

Muy a menudo, las parejas hacen hincapié negativamente en sus diferencias. Es más importante recalcar las aspiraciones compartidas y trabajar hacia su logro.

Al hacer los planes, pueden disfrutar del sentimiento de que están haciendo que las cosas sucedan. Las frustraciones temporales se calman. Los impulsos que lo distraigan de sus metas llegan a ser menos tentadores.

Escoja el método para fijar metas que mejor funcione para usted. ¿Prefiere en su relación la espontaneidad o prefiere lo estructurado? No hay un método único para planificar juntos.

Trabajar como pareja para fijar metas y lograrlas les puede ayudar a comunicarse mejor, ser más unidos y cooperar más. Pueden disfrutar de un sentido de éxito al administrar la vida juntos.

Pase tiempo con su cónyuge

Organice su tiempo para que pueda estar con su esposo o esposa. La gente ocupada no tiene tiempo, sino que crea el tiempo.

lealtadHay que tratar algunas cosas:

• Reserven ciertas noches para renovar su relación sin interrupción.

• Tome un minuto durante el día para llamar a su esposo o esposa—sólo para decir “te quiero.”

• Vayan a almorzar juntos.

• Felicite a su cónyuge, sólo toma unos segundos decir algo que puede mejorar su día a alguien.

Recuerde que la persona más importante en el mundo para usted merece el primer lugar en su tiempo y atención.

Velar el uno por el otro

El esposo y la esposa deben amarse mutuamente y velar el uno por el otro.

Para la mayoría de los recién casados, es fácil amarse mutuamente y velar el uno por el otro. Pero al paso del tiempo, a veces los cónyuges olvidan demostrar amor por su compañero(a) y comienzan a pensar más en sí mismos. A veces las presiones del trabajo o de la crianza de los hijos hacen que las personas pongan en último lugar el atender las necesidades de su compañero(a).

El Evangelio enseña que los esposos y las esposas deben amarse mutuamente y velar el uno por el otro "así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella" (Efesios 5:25). Los matrimonios de éxito requieren atención constante para permanecer fuertes y saludables. Requieren un amor y sacrificio semejantes a los de Cristo.

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: