Publiboda

Viaje de novios en Malta

En Malta podrás descubrir 7.000 años de historia que todavía están muy vivos el presente. Podrás abarcar los milenios y descubrir multitud de asombrosos elementos. Allá donde vayas, los paisajes y la arquitectura de las islas le proporcionarán un espectacular telón de fondo. Su colorido es sorprendente, las piedras de color miel contrastan con el azul intenso del Mediterráneo.

Las Islas Maltesas han sido descritas como un gran museo al aire libre. Lo que las convierte en únicas es que una gran parte de su pasado está visible todavía en la actualidad. Profundiza en la misteriosa prehistoria de las Islas, sigue el camino que recorrió San Pablo o contempla el lugar donde los Caballeros de San Juan defendieron la Cristiandad.

Malta es un lugar ideal para Luna de Miel o vacaciones. Con el sol luciendo casi todo el año, podrás disfrutar de la vida al aire libre.

En apenas 48 horas, y en una distancia de uno o dos kilómetros, podrás practicar un nuevo deporte, embarcarte en un crucero por las islas y visitar los lugares históricos más importantes, y todavía te quedará tiempo para sumergirte en su vida nocturna. Esta es la gran ventaja de estar en Malta.

Las Islas ofrecen una gran variedad de vacaciones especializadas para los que desean aprender una habilidad nueva, descubrir la historia o ponerse en forma. Si te gustan los deportes, te ofrecemos una gran variedad de éstos tanto para los deportistas experimentados como para los principiantes. Malta tiene instalaciones dedicadas a la salud y balnearios en hoteles de lujo y clubes deportivos. Tanto en las zonas marítimas como en tierra se pueden practicar actividades que van desde la escalada hasta el senderismo relajado.

Para cambiar de ritmo y de entorno escápate a las islas hermanas de Gozo y Comino. Allí podrás disfrutar de otro tipo de vacaciones y relajarte en el lugar más tranquilo del Mediterráneo.

Bodas y Luna de Miel

Estas celebraciones pueden hacerse de la forma que usted quiera, desde una comida o un cocktail hasta una generosa recepción al estilo antiguo. Las grandes recepciones tipo buffet forman parte importante de la tradición maltesa de estas celebraciones.

En cuando a alojamientos, usted podrá elegir entre una gran variedad de hoteles, palacios barrocos con jardines y casas de labranza reformadas. Las Islas tienen una amplia selección de profesionales y empresas de ‘catering’ que pueden ofrecer platos típicos locales incluso atún aderezado, barbacoas y un apetitoso buffet y tapas.

El ritual del desplazamiento puede ser memorable: tanto si elige usted una ‘Karrozzin’ tirado por un caballo, como una elegante limusina o incluso un barco Dghajsa tradicional en el Gran Puerto.

Cuando se haya terminado la celebración de la boda tendrá usted tiempo para explorar las islas. Nunca agotará las posibilidades ya que podrá elegir el ambiente cosmopolita de Malta, el atractivo de la isla de Calipso, Gozo y la soledad de Comino.

turismo malta

Bodas religiosas

Si usted opta por una boda religiosa, tendrá usted mucho donde elegir ya que hay 365 iglesias en las Islas Maltesas. La variedad va desde la elegancia y el esplendor de las iglesias parroquiales barrocas hasta la intimidad y el aislamiento de las capillas campestres. Aunque la religión oficial de Malta es la Católica Romana, las parejas de otras denominaciones religiosas podrán celebrar sus bodas en iglesias de sus propios credos en Malta. Los visitantes extranjeros que deseen casarse en una iglesia Católica Romana aquí tendrán que cumplimentar algunas formalidades por anticipado, pero éstas son sencillas y sólo se necesitan documentos normales como un certificado de nacimiento y una carta de la diócesis de su país de origen.

Bodas civiles

Su boda se podrá celebrar solamente por lo civil o se podrá combinar con una ceremonia religiosa. En todos los casos hay que cumplir formalidades legales, aunque los trámites para obtener la documentación en Malta son relativamente sencillos y los podrá efectuar desde su país de origen por adelantado.

Lugares para celebración

Estas celebraciones pueden hacerse de la forma que usted quiera, desde una comida o un cocktail hasta una generosa recepción al estilo antiguo. Las grandes recepciones tipo buffet forman parte importante de la tradición maltesa en las bodas.

En cuando a alojamientos, podrá elegir entre una gran variedad de hoteles, palacios barrocos con jardines y granjas reformadas. Las Islas tienen una amplia selección de profesionales y empresas de ‘catering’ que pueden ofrecer platos típicos locales incluso atún aderezado, barbacoas y un apetitoso buffet y tapas.

El ritual del desplazamiento puede ser memorable: tanto si elige usted una ‘Karrozzin’ tirado por un caballo, como una elegante limusina o incluso un barco Dghajsa tradicional en el Gran Puerto.

Cuando se haya terminado la celebración de la boda tendrá tiempo para explorar las islas. Nunca agotará las posibilidades ya que podrá elegir el ambiente cosmopolita de Malta, el atractivo de la isla de Calipso, Gozo y la soledad de Comino.

Ideas para vacaciones

Las Islas Maltesas ofrecen un asombroso contraste de colores: el azul del Mediterráneo, el suave color miel de las piedras calizas, características de su arquitectura, y la claridad del cielo. Las Islas son una fiesta para los sentidos.

Allá donde vayas, te espera un entorno histórico único. Templos, palacios, catedrales y fuertes te acercan a una historia tan viva que casi puede tocarse. El sonido desempeña un papel importante en la vida de las Islas. La mezcla de fuegos artificiales con los desfiles de bandas musicales populares transforma una noche de verano en un recuerdo imborrable. La ventaja de pasar una temporada en las Islas Maltesas es que podrás experimentar varias vacaciones en una sola.

La cocina local tiene el sabor de la herencia multicultural de las islas. Los restaurantes locales ofrecen una creativa selección de suculentos platos. Después de cenar, los clubes nocturnos, los bares especializados en vinos y los casinos intentan atraerte con su estilo propio.

Para experimentar todo esto no tendrás que ir muy lejos. Sólo a unas horas desde la mayoría de ciudades Europeas, las Islas están comunicadas por vuelos directos operados por la compañía aérea nacional y las principales aerolíneas internacionales.

cruceros en malta

Atracciones en la Isla

Malta tiene una historia tan rica en acontecimientos que el país está prácticamente saturado de atracciones y lugares de interés.

En La Valetta, su capital, tienen lugar regularmente representaciones teatrales y conciertos, así como también numerosas exposiciones y acontecimientos callejeros. En el Museo de Arqueología de La Valetta hay una colección, de una riqueza excepcional, de objetos prehistóricos. En el Museo de la Guerra, en el Fuerte de St. Elmo, hay desfiles militares los domingos con soldados vestidos en uniformes de época y en la capital se puede ver también el impresionante Palacio del Gran Maestre y la Co-catedral de San Juan.

Con 7.000 años de historia, los sitios a visitar son innumerables: los Templos Megalíticos (incluyendo Ggantija, el único templo independiente en el mundo), las catacumbas subterráneas de San Pablo y Santa Ágata, los lugares importantes de los Caballeros de San Juan, como el Fuerte de St. Angelo y el Fuerte Rinella (en el que se conserva el cañón más grande del mundo). No hay que dejar sin ver los sitios importantes de la Segunda Guerra Mundial, como el refugio de Mgarr, los edificios ex británicos de Mtarfa, la Armería y el Museo Marítimo de Vittoriosa.

Vea las representaciones históricas Alarme e In Guardia, así como la representación interactiva y las atracciones multimedia que ofrecen una perspectiva general de la historia de Malta en menos de una hora. Son interesantes y constituyen una forma estupenda de aprender el significado de lo que los visitantes verán más tarde.

En Rabat están el Museo de Antigüedades Romanas (llamado comúnmente “La Villa Romana”) y varias catacumbas. En la ciudad medieval fortificada de Mdina los visitantes encontrarán todo lo referente a las tropas Napoleónicas y a los festivales de flores. No hay que dejar de ver la Catedral y su museo, así como las tortuosas mazmorras de Mdina y la Mdina Experience. Si quiere un romántico paseo como no hay otro, disfrute de las calles de Mdina alumbradas con la luz de las farolas por la noche. No deje de probar el famoso pastel de chocolate en el salón de té Fontanella, situado junto al bastión desde donde hay una vista espectacular.

Para los amantes del arte las posibilidades son inmensas: visite la impresionante colección artística en el Museo Nacional de Bellas Artes, vea el cuadro de Caravagio La Decapitación de San Juan Bautista en la Co-catedral de San Juan y visite los frescos restaurados en ‘Norman House’, Palacio Falzon en Mdina. Para ver obras contemporáneas visite las exposiciones en el Centro de Arte St. Johns Cavalier.

Para una fantástica y extravagante diversión lo mejor es el carnaval o los conciertos al aire libre. No deje de ver el carnaval de Nadur en Gozo y el desfile de La Valetta. A los niños les gustarán las actividades y los parques de atracciones, donde podrán ver el antiguo plató cinematográfico del Pueblo de Popeye.

Los amantes de los deportes acuáticos podrán practicar el submarinismo, muy practicado en las Islas, y no podrán regresar sin navegar por el puerto, nadar en la Laguna Azul en Comino y en St. Peters Pool en Marsaxlokk, alquilar una moto acuática o un yate, visitar la cala Mgarr Ix-Xini en Gozo y volar una cometa desde una de las playas de arena para obtener una vista a ojo de pájaro de Malta.

La zona rural de las Islas es fascinante, con encantadores pueblos y un folklore cautivador. Hay 365 iglesias espectaculares, muchas de las cuales son interesantísimas: visite la iglesia de Mosta, famosa por su gran cúpula (la tercera cúpula más grande de Europa). Visite también la iglesia de San Nicolás en el pueblo de Siggiewi.
Visite las tres ciudades en Cottonera, dé una vuelta al atardecer por Sliema o por el paseo de Bugibba y visite en Gozo la ciudad fortificada de Citadel.El domingo por la mañana visite el mercado del pescado del pueblo de Marsaxlokk, el mercado al aire libre de los alrededores de La Valetta o el mercado It-Tokk de Victoria, en Gozo.Las Islas deben visitarse en el tiempo de la ‘festa’ para poder tener una idea de la vida local con todo su colorido y sus pasiones.

Aprendizaje de indiomas

Un vuelco del destino y ciento sesenta años de historia le han dejado a Malta la herencia del inglés. Esto, sumado a su excelente clima y a la opción de convertir el aprendizaje en unas vacaciones, hace de Malta el lugar ideal para aprender inglés.

Además de la vida en el aula, tendrá muchas oportunidades para practicar el idioma en la calle. Malta es uno de los pocos países realmente bilingües. En todas partes se venden periódicos, libros y revistas en inglés, y una gran parte del programa cultural de las islas está en inglés.

Gozará de dos vacaciones en una: aprender el idioma y una experiencia Mediterránea. Malta es la prueba de que la simpatía y hospitalidad del sur se pueden combinar perfectamente con las tradiciones anglosajonas para dar lugar al encanto característico de estas islas.

Disfrute de un clima inigualable, paisajes impresionantes y todo tipo de visitas y actividades, desde deportivas hasta culturales. Todas las escuelas de idiomas organizan programas extraescolares para que los visitantes saquen el máximo partido a su estancia conociendo el país y a sus gentes.

gastronomia malta

Gastronomía

La cocina maltesa es el resultado de una larga relación entre los Isleños y los muchos invasores que ocuparon las Islas Maltesas a lo largo de los siglos. Esta unión de sabores ha dado a Malta una mezcla muy particular de la cocina mediterránea. Aunque hay una mezcla de restaurantes de diferentes especialidades, muchos de ellos ofrecen o se especializan en platos locales, sirviendo sus propias versiones de las especialidades.

La cocina tradicional maltesa es rústica y está basada en la temporada del año. Busque las siguientes especialidades: Pastel de Lampuki (pastel de pescado), Estofado de conejo, Bragioli (carne de buey con aceitunas), Kapunata (versión maltesa de pisto), y sopa de viudas, que incluye una pequeña porción de Gbejniet (queso de oveja o de cabra). En los mostradores de muchas tiendas que venden comida se puede ver un Bigilla, es decir un paté espeso de judías anchas con ajo. Esta comida, que hay que probar, se llama ‘hobz biz-zejt’ (rebanada de pan bañada en aceite de oliva, untada con tomates maduros y relleno con una mezcla de atún, cebolla, ajo, tomates y alcaparras) y pastizzi (un trozo de hojaldre con requesón o puré de guisantes).

Fuente: www.visitmalta.com/es

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario: