Publiboda

Vitolas

¿Qué papel desempeña?

La anilla es el aro de papel que rodea cada cigarro y sirve para diferenciar las distintas marcas. Pero las también conocidas como “vitolas” (nombradas así erróneamente, ya que la vitola es el formato del puro) son mucho más que eso.

Cada anilla es un trocito de arte, ilustra una intención, un deseo de perdurar en el tiempo. Los pintores plasman en ellas sus mejores ideas: desde un general de renombre, hasta un patriota insigne, con una amplia gama de colores, como el dorado, que inmortalizan a personajes tan históricos como Simón Bolívar.

Existe la versión de que en sus orígenes las anillas se utilizaban para evitar que los guantes se mancharan al sujetar los puros. Pero realmente aparecieron para cubrir el pequeño hilo con el que se sujetaban las capas de los cigarros en el siglo XVIII.

Parece ser que el primero en utilizar las anillas similares a las actuales fue Antón Bock, un inmigrante europeo establecido en EEUU, que encargó litografiar su firma en una de estas arandelas de papel para identificar sus cigarros de exportación.

Incluso en la actualidad se utilizan para las celebraciones de boda como regalo a los invitados.

Con o sin anilla

Algunos fumadores se preocupan por si conviene o no quitar la anilla. La mayoría de los expertos coincide en señalar que es irrelevante esta preocupación, aunque advierten que si se desea quitar, conviene esperar a que el cigarro se caliente para no dañar la capa al retirar la anilla.

Otros fumadores opinan que la anilla es una marca que indica hasta dónde debe fumarse el puro. Al margen de estos matices, que al final están relacionados con los gustos personales de cada fumador, estas piezas emblemáticas de la tabaquería dieron origen al coleccionismo, que en este caso se denomina “vitofilia”.

Muchos coleccionistas atesoran anillas y habilitaciones (decoraciones de las cajas) y las identifican como las representantes “de una historia de cinco siglos contada muy despacio”, según señala una revista cubana especializada en el tema.

El carismático kaiser Bismarck o el general de origen dominicano Máximo Gómez, que abanderó las insurrecciones cubanas del siglo pasado, son algunos de los personajes inmortalizados en las anillas que conservan con orgullo los vitófilos.