Publiboda

Trucos y consejos para ahorrar en los productos de belleza

No renuncies a la belleza en tiempos de recesión

¿Hay alguna forma de ahorrar en productos de belleza que no implique fabricarte tus propias cataplasmas con lo que te sobre por la nevera? La verdad es que sí, y sin necesidad de recurrir a recetas infalibles sacadas de la botica de tu abuela ni a remedios mágicos. Si en estos meses de crisis no podemos asumir el gasto de nuestra crema hidratante preferida de 95 euros, hay soluciones de emergencia —y, ante todo, no dañinas para la salud— que te pueden hacer salir del bache con bastante dignidad.

Sólo hay que mirar un poco más con lupa, consumir con cabeza, echarle un poco de inventiva y redescubrir marcas que en las épocas de vacas gordas habíamos olvidado.

¿Cómo lo hago para no gastar? Utiliza productos muy versátiles

ahorrarNo podemos decir exactamente que sean 2X1, pero sí hay productos que tienen varias utilidades que, además, cumplen correctamente y nos ahorran comprar dos o tres potingues. Un must, y todo un clásico de la belleza, es la Crema Universal de Oriflame, que por 10 euros funciona como vaselina para los labios, pero también para hidratar zonas delicadas, pieles secas (como la de los codos), para nutrir las cutículas, para proteger el contorno de los ojos o para calmar la nariz cuando estamos muy acatarrados. Por mucho menos también puedes encontrar las mismas funciones en cualquier vaselina de las de toda la vida.

En el campo del maquillaje también hay una forma de ahorrar. En vez de tener que comprar una base líquida y luego polvos para matizar, últimamente están muy de moda los polvos minerales, que cumplen ambas funciones y además están llenos de ventajas. Unos de los más baratos son los Natural Minerals de Max Factor; de unos 18 euros y muy fáciles de encontrar. Aportan una excelente cobertura a todo el rostro, tienen protección solar, son aptos para todas las pieles, no taponan los poros y su resultado es increíblemente natural. De hecho, también cubren bastante bien las pequeñas imperfecciones, por lo que nos podemos ahorrar un producto más, el corrector.

Para desmaquillar

Lo ideal siempre es utilizar un producto específico para los ojos, así como una leche y un tónico para el resto del cutis. Pero, como no estamos como para derrochar, es muy recomendable el uso de toallitas desmaquilladoras que cumplen estos tres objetivos. Las venden en todas partes, y hasta las hay de marca blanca, pero por sólo 3 euros las de la marca Comodynes son muy buenas y hay versiones según el tipo de piel.

Recordemos un remedio natural con infinitas funciones y prácticamente antialérgico, el aloe vera, que no debe faltar en ninguna casa con crisis o sin ella.

trucos de bellezaAprende algunos trucos ahorrativos

Trucos que, como decíamos al comienzo, nada tienen que ver con llenarte el cuerpo con los sobrantes de la nevera. Son grandes apaños para situaciones de emergencia o de estrechez, como ésta.

Empezamos con el eyeliner. ¿Se te ha agotado? Bien, pues recupera una sombra negra que tengas por tu neceser y hazte con un finísimo pincel de ojos. Humedécele la punta con un poco de agua y empápalo bien de sombra como si se tratara de pintar con témperas. Ahora asegura tu pulso y empieza a trazar una línea entre el párpado y el comienzo de las pestañas. Si no consigues una precisión milimétrica, piensa que los ojos ahumados están muy de moda…

Si eres de las que no salen de casa sin sombra de ojos y se te ha terminado la tuya, no sufras. El rosa y el fucsia siguen vigentes en el mundo del maquillaje, por lo que lo puedes reciclar como sombra. Para el día, basta una suave pincelada sobre el párpado para dar algo de color; para la noche, aplica un par de capas para que suba el tono y se aprecie más.

No todas tus cremas tienen por qué ser caras...

Los perfumes son toda una inversión y, cuando se te agota uno, comprar el siguiente es toda una tragedia. Puede que tu preferido sea el Chanel Nº5, que no suele bajar de los 100 euros, pero hay infinidad de colonias de marcas baratas que huelen muy bien y sacan de un apuro. ¡Redescúbrelas! Unas de las mejores son las de Chupa Chups, que no cuestan más de 9 euros y las tienes en versión fresca, dulce, afrutada…

Este consejo sólo para valientes: ¿cambiar tu peluquería habitual por una academia de estética? Te cuesta un 70% menos que en un centro normal, aunque tiene la gran desventaja de que se tarda un buen rato hasta que terminan contigo ya que eres el modelo sobre el cual trabajan las alumnas. La ventaja es que suelen ser las profesoras las que terminan el trabajo, por lo que los sustos y las tragedias capilares se pueden esquivar bastante bien. Hay cadenas como Raffel Pages, Llongueras o Rizo’s que abren sus academias a todos aquellos que quieran ahorrar.

Segunda vida a tus cremas

Seguro que tienes un montón de cremas de todo tipo guardadas desde hace años que no utilizas porque te han dejado de gustar. ¡Dales una segunda vida aprovechando la crisis! Por ejemplo, las mascarillas y acondicionadores capilares baratos y que no te terminan de convencer son excelentes como suavizantes de pies. ¡Y mucho más baratos que una crema específica! Te los embadurnas generosamente, prestando especial atención a las zonas más secas y con durezas, te pones unos calcetines viejos de algodón y a dormir. Si haces esto cada noche, en poco tiempo apreciarás una notable —y barata— mejora. También puedes reciclar hidratantes faciales sobrantes para las manos, las cutículas o, de nuevo, los pies.

Realiza un consumo responsable

Si antes no comprabas cremas de La Prairie de 150 euros, tampoco te eches las manos a la cabeza porque ahora no puedas hacerlo. De hecho, salvo que tengas problemas muy específicos como acné, sensibilidad o alguna enfermedad cutánea, las marcas 'low cost' no te van a hacer ningún mal durante estos meses de recesión. Las clásicas como L’Oréal Paris, Diadermine y Olay ofrecen excelentes resultados y sus precios muchas veces parten de menos de 10 euros. Además, debemos asumir que los milagros no existen, ni con la crema más increíblemente lujosa del mundo. Una marca que nos llega como caída del cielo esta temporada es la alemana Essence, que se está instalando en España con su extensísimo catálogo (maquillaje, cuidado diario, manicura…) y sus precios a partir de 0.90 euros. Su calidad no tiene nada que envidiar a L’Oréal y supone un ahorro espectacular.

Por último, tres consejillos muy útiles y fáciles que a veces no tenemos en cuenta.

* El primero es intentar comprar todos nuestros cosméticos en frascos y no en tubos; así podemos aprovechar hasta la última gota sin tener que hacer de MacGyver cortando el tubo y guardándolo envuelto en papel de plata en la nevera.

* El segundo y que más te sorprenderá: cómprate sólo una cosa de cada. Mucha gente tiene todo un arsenal de sombras de ojos, barras de labios, coloretes, antiojeras, hidratantes… prácticamente iguales y a medio gastar. ¿Qué tal si sólo tienes un producto de cada? A la hora de la verdad, con el maquillaje casi todas las mujeres utilizamos siempre los mismos tonos; no te compres un gloss rosa pálido y otro rosita palo cuando con uno solo harías exactamente lo mismo. Y encima ganarás espacio.

* El último es aún más sencillo: utiliza la cantidad justa de todo. No por aplicarte toneladas de champú tu cabello estará más limpio, y no parecerás más joven por hacerte una mascarilla diaria de hidratante. Si en las instrucciones de uso dice que con 'una nuez de crema' es suficiente, razón será. Gastarás menos y te durará mucho más todo tu neceser.

También te puede interesar:

Tu comentario

Comentarios (0)






Etiquetas permitidas: <b><i><br>Añadir Nuevo Comentario:


Publicidad

Lo último

Comentarios

  • IRATXE MANUEL: Parece…
    1 semana
  • Hola soy de Bilbao…
    1 semana, 1 día
  • Mi historia es distinta…
    1 semana, 2 días
  • Hola tengo 18 años,…
    1 semana, 2 días
  • MUY BUENO ME AYUDO…
    1 semana, 3 días